Cavalieri busca sumar otro 10% al acuerdo firmado por 32%

salario-pesos-inversiones-impuestosjpg.jpg

El Sindicato de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri negocia a contrarreloj con los empresarios mercantiles un reajuste de la paritaria anual del 32% acordada en abril pasado.

Según revelaron fuentes ligadas a las negociaciones informales, el nuevo acuerdo sumará entre 8% y 13% extra al convenio ya firmado, para alcanzar un piso de 40%.

Fuentes de las negociaciones revelaron algunas de las alternativas que se barajan para esta reapertura paritaria. El 26 abril pasado sellaron un aumento salarial en cuatro cuotas, con revisión en enero: 8% en mayo, 8% en setiembre, 8% en enero 2022 y 8% en febrero de ese mismo año. Con esos incrementos a partir de marzo 2022 los salarios básicos de convenio pasarían a $74.733, más adicionales. Implicaba unos $20.000 más por mes que el año anterior. Pero con la suba de precios (en junio la inflación acumuló 50,2% interanual) la mayoría de los sindicatos activaron sus cláusulas de revisión anticipadamente y Comercio no fue la excepción.

En ese contexto, el titular de Faecys, que reúne a 1,2 millón de trabajadores mercantiles, reclamó el 8 de julio pasado la inmediata reapertura de las negociaciones paritarias como consecuencia de “la escalada inflacionaria y las variables económicas que deterioran el poder adquisitivo”.

Cavalieri demandó una nueva negociación convencional para el personal comprendido en el convenio colectivo laboral 130/75 y elevó en ese sentido un petitorio al ministro de Trabajo, Claudio Moroni. La primera reunión fue pactada para el martes 27 de julio pasado, pero finalmente ese cónclave se reprogramó para este jueves.

Del otro lado de la mesa lo esperan dirigentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales Argentinas (Udeca).

Cavalieri exige el pago en agosto del 8% previsto para septiembre y ajustar el monto total del acuerdo al proceso inflacionario, como “hicieron otros gremios”. Ese deseo implica llevarlo del 32% al 40% o 45%, tal como cerró La Bancaria, el sindicato testigo de las reaperturas paritarias, que logró la confianza del Poder Ejecutivo por la excelente relación entre Alberto Fernández y Sergio Palazzo.

En la mesa de negociación de comercio se analiza adelantar la cuota de septiembre a agosto, la de enero a octubre, la de febrero a enero y agregar otro 8% en febrero. Otra variante sería adelantar el pago de septiembre y agregar una cuota más de entre 8% y 13% en marzo del 2022, mes del vencimiento del nuevo acuerdo. Se habló también de incrementar un 5% los aumentos de los dos meses del verano próximo. Con el plan de vacunación sobre rieles, se espera una temporada de verano más habitual, con menos contagios y mejores ventas.

Cavalieri va a pelear por un 10% extra, su equilibrado deseo. Los empresarios se quejan que no se puede discutir paritarias cada dos meses y que es necesario dar previsibilidad al pago de sueldos y aguinaldos. Las cartas no están echadas, cada uno se guarda lo mejor para la mano final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *