RADIO SEC / ESCUCHAR EN VIVO

Combustibles: no aumentan hasta marzo de 2022 el impuesto a los hidrocarburos

NAZ_865d46fcdfdf4e659b5856cb4ccf8ff3.jpg

El aumento a los impuestos a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC), que debía actualizarse este 1° de diciembre, fue postergado para marzo de 2022.

El Gobierno postergó el aumento del impuesto a los hidrocarburos a través de la publicación del Decreto 820/2021 en el Boletín Oficial. Así, los impuestos a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC) permanecerán sin cambios hasta 2022.

En realidad, estos valores debían modificarse este miércoles 1° de diciembre ante el vencimiento del la última prórroga, que viene postergando las actualizaciones de este impuesto “correspondientes al primer y segundo trimestres calendario del año 2021, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil”.

El decreto lleva las firmas del presidente Alberto Fernández, su ministro de Economía, Martín Guzmán, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur:

La iniciativa, que ya había sido adelantada por la Secretaría de Energía y ahora fue oficializada, tiene como objetivo contener el impacto directo que un aumento impositivo a las naftas inevitablemente tendrá sobre el precio final del mercado (se calcula un aumento cercano a un 8% para los combustibles líquidos), lo que empujaría una suba generalizada de precios en distintos sectores, impactando de forma negativa en el último índice inflacionario del 2021.

Así, el decreto indica que los incrementos en los impuestos a los hidrocarburos “que resulten de las actualizaciones correspondientes al primer, segundo y tercer trimestre calendario del año 2021” recién “surtirán efecto para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil a partir del 1° de marzo de 2022, inclusive”.

El Gobierno justificó la medida remarcando en sus considerandos que, al ser el IDC y el ICL impuestos al consumo y dado que la demanda de combustibles es “altamente inelástica”, los vaivenes impositivos “se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales”, impactando de lleno en el bolsillo de la población y de las industrias dependientes de los hidrocarburos.

Así lo establece el Decreto 820/2021: “Con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable postergar para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil los efectos de los incrementos en los montos de los impuestos” al sector.

Generalmente, la actualización de los valores de los impuestos a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC) deberían darse de forma trimestral por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC mes a mes.

En base a este esquema, los valores impositivos deberían actualizarse siempre en enero, abril, julio y octubre de cada año. No obstante, el Gobierno viene prorrogando los precios preestablecidos desde mayo para evitar un impacto directo en la inflación, misma medida tomada este miércoles con el objetivo de contener un salto generalizado en los precios de toda la economía a raíz de un aumento en el valor de un producto básico como lo son los combustibles.

Compartí, enviá, imprimí...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *